Publicado en por Ana Pau Linares

Dormir a tu bebé o tratar de emparejar sus horas de sueño con las tuyas puede ser  agotador y cansado, hay una probabilidad muy baja de que duerma las horas que deseas ya que el sueño es algo evolutivo, esto quiere decir que va variando desde la gestación hasta los 6-7 años, momento en el que comenzarían a tener las características de un sueño adulto.  Lo natural en la primera etapa de vida del bebé es que  se despierten cada 3 o 4 horas para comer.


Es importante saber que los bebés nacen solo con 2 fases de sueño y que con el paso de los meses, irán introduciendo nuevas otras fases hasta que llegan las que tenemos los adultos


Un bebé de 2 meses puede dormir unas 18 horas al día entre las siestas y el sueño nocturno, mientras que un bebé de 3 años podría hacer 11 horas de sueño nocturno y no necesitar ninguna siesta. 

La siguiente lista tiene la relación a las horas de sueño y la edad del bebé:

  • 0 A 2 meses: entre 7 y 9 horas de día,  y entre 8 y 9 de noche
  • 2 a 4 meses: de 3 a 5 horas de día y 9-10 de noche
  • 4 a los 6 meses: 3-4 horas día y 10-12h noche
  • 6-8 meses: 3h día y 11-12h noche
  • 9-18 meses: 2-3 horas día y 11-12h noche
  • 18-24 meses: 2 horas día y 11-12h noche
  • 2 años a 3 años: 1 o 2 horas día y 11-12 noche.

Algunos tips que te pueden ser útiles al momento de crear una rutina para tu bebé son:

 

  • Seguir rutinas adecuadas a su edad, dormir lo que te toca y cuando le toca.
  • Rituales: prepararlos para dormir creando actividades relajantes previas que los predispongan.
  • Ambiente de sueño: que el lugar donde descanse sea de verdad un lugar de descanso. Que el bebé esté cómodo. En invierno es recomendable usar pijamas-manta en vez de ropa de cama, ya que se enrolla en el bebé y generalmente no les gusta estar tapados. 
  • Expectativas realistas: aceptar que ser padres es pasar por un período largo de despertares nocturnos, es importante tener paciencia.

Los más importante y crucial es poder proporcionarle al bebé calma y desconexión. No todos los bebés son iguales y por eso hay que buscar lo que funciona para tu bebé. Eventualmente su cuerpo recibirá la señal de que la hora de dormir se acerca.

 

No te olvides de visitar Tresór de Zoë para conseguir productos que ayuden a tu bebé a relajarse antes de dormir como nuestros móviles.