Publicado en por Ana Pau Linares

Cuando tu bebé comienza con la alimentación complementaria, e incluso prueba por sí mismo  nuevos alimentos, es normal que se genere desorden al momento de comer. Los niños son curiosos y les gusta investigar los nuevos alimentos. Sin embargo, el resultado es evidente. Todo a su alrededor tanto su ropa como el suelo acaban completamente sucios. 


Una opción excelente a la hora de prevenir desastres es el babero de silicona, que ayuda a que la ropa del bebé permanezca limpia, y gracias a su bolsillo, puede evitar que la comida caiga al suelo.

Algunas ventajas que tiene los baberos de silicona Loulou, es que ofrecen la posibilidad de poder ser limpiados fácilmente con un poco de agua, o incluso con la ayuda de un paño húmedo. De esta forma, ayuda a que la ropa del bebé permanezca limpia mientras come por un mayor período de tiempo.

 

Son suaves, resistente a las manchas y cien por cien aptos para uso alimentario infantil, gracias a que no solo son fáciles de limpiar, sino que naturalmente son antibacterianos, y libres de Libre de PVC, BPA y Ftalatos, por lo que son tremendamente seguros para el pequeño. 

El silicón impide el crecimiento de moho, hongos o bacterias. Además, vienen con una bolsita en la parte inferior especialmente útil para recoger todos aquellos alimentos que el bebé tienda a tirar al suelo, para evitar que éste se ensucie.

Al no ser de tela, permiten un evidente ahorro de dinero, ya que no es necesario comprar enormes cantidades de paquetes de baberos de tela, o tener que limpiar la ropa del pequeño cada vez que come. Pueden ser lavados en el lavavajillas o lavados a mano, sin necesidad de tener que dejarlos a secar cómo los incómodos baberos de tela.

Recuerda conseguir el tuyo con nosotros en nuestra sección de "A comer"