Publicado en por Ana Pau Linares

Los parabenos son una familia de sustancias químicas que se encuentran de forma natural en algunos alimentos. 


Los parabenos también se añaden a muchos productos para ampliar su vida en el anaquel, incluyendo shampoo para bebés y productos de baño.
Se cree que los parabenos ​​son conservadores altamente efectivos y baratos, ya que previenen el crecimiento de moho y bacterias que pueden echar a perder los productos o potencialmente dañar a tu bebé.


Distintos parabenos detienen el crecimiento de diferentes organismos. Así es que a menudo los productos incluyen una combinación de parabenos para proteger contra una amplia variedad de microorganismos.
El Comité Científico de los Productos de Consumo de la Unión Europea está todavía revisando la seguridad de los parabenos, ya que algunos estrógenos son conocidos por promover el crecimiento de los tumores.


Si quieres evitar los parabenos, busca productos que indiquen en la etiqueta “libre de parabenos” (muchos fabricantes líderes de productos para bebé usan preservativos alternos). O bien, revisa las etiquetas para saber si los productos de tu bebé contienen estos tipos comunes de parabenos:

  • Metilparabeno
  • Etilparabeno
  • Propiloparabeno
  • Butilparabeno

Nuestros productos son libres de parabenos y BPA ya que los parabenos generan radicales libres y los radicales libres los absorbe la piel y pueden llegar a afectar el ADN y producir cáncer.